Mujeres mayores y violencia de género

La presencia de las mujeres mayores en las noticias y en las estadísticas de violencia de género no es tan frecuente en comparación con mujeres más jóvenes. ¿Es debido a que sufren menos esta violencia o hay otros factores que explican esta diferente visibilización de su realidad como víctimas?

La violencia de género es un tema de gran actualidad cuya visibilización ha permitido desarrollar estrategias de prevención y protección para sus víctimas. La explicación de esta violencia, compartida por diferentes personas expertas en la materia, radica en factores sociales de desigualdad, superadas ya las explicaciones psicológicas o psiquiátricas, de corte más reduccionista. Este desigual status de poder en mujeres y hombres ha sido más acentuado en generaciones de más edad, pues las nuevas generaciones han podido socializarse en relaciones más paritarias. Sin embargo, cuando veo las estadísticas oficiales de violencia de género del Instituto Nacional de Estadística, observo que las denuncias en el grupo de las mujeres mayores son menores que las que se producen en otras edades, y me planteo las siguientes reflexiones.

¿Significa que los casos de violencia de género se producen menos en este grupo de edad o que denuncian menos? En este segundo caso, ¿es debido a que por su socialización estas mujeres de más edad han interiorizado valores que dificultan la ruptura de la pareja y denuncian menos? Se me ocurre también otra pregunta cuando veo las campañas de prevención sobre el maltrato, en las que el perfil de víctima suele ser una mujer joven o madura, pero no de la tercera edad, ¿Influye en esta menor denuncia que no se sientan identificadas con las destinatarias de estas campaña? También me pregunto si existen recursos o programas específicos para mujeres de estas edades que faciliten su salida de esta situación en una etapa vital en la que pueden tener más dificultades para desarrollar una vida autónoma si no disponen, por ejemplo, de independencia económica. En este sentido, y ya para finalizar, me planteo: ¿las mujeres mayores víctimas de violencia de género sufren una doble victimización por su edad?

Iratxe Herrero Zarate©2016